01 abril, 2009

Uruguay pone en marcha el Fondo de Incentivo Cultural

La hermana y vecina República Oriental del Uruguay ha puesto en marcha el pasado 12 de marzo el Fondo de Incentivo Cultural.
Se trata de una ley de mecenazgo e incentivo a la acción cultural que permite a los contribuyentes desgravar parte de sus impuestos mediante el aporte a proyectos culturales.
Según informa el sitio del Fondo la gestión del mismo queda a cargo del “… Consejo de Evaluación y Fomento de Proyectos Artístico Culturales (CONAEF) con representantes de cinco ministerios, del consejo de intendentes y de seis sectores artísticos (teatro, danza, audiovisual, letras, artes plásticas, música).
Los representantes de los sectores artísticos surgirán de ternas presentadas por “La Sociedad Uruguaya de Artistas e Intérpretes (SUDEI), la Asociación Uruguaya de Músicos (AUDEM), la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA), la Asociación de Teatros del Interior (ATI), la Federación Uruguaya de Teatro Independiente (FUTI), la Asociación de Danza del Uruguay (ADU), Productores y Realizadores de Cine y Vídeo del Uruguay -ASOPROD, la Asociación de Pintores y Escultores del Uruguay (APEU), la Casa de los Escritores del Uruguay.
El plazo para presentar los primeros proyectos vence el próximo 4 de mayo.
Los objetivos de esta convocatoria son:
Desarrollar la interacción y la cooperación entre el sector artístico cultural y los contribuyentes dispuestos a aportar recursos económicos, a fin de generar inclusión, sentido de pertenencia y responsabilidad en la sociedad.
Facilitar la democratización de la creación, circulación y acceso de los bienes artístico culturales, como forma de garantizar el ejercicio de los derechos culturales de toda la población.
Los aportes realizados permitirán a los contribuyentes recibir beneficios fiscales de acuerdo con las diferentes categorías que marca la Ley.

En la presentación de proyectos se valorará especialmente aquellos que reúnan algunas de las siguientes características:

Tengan la potencialidad de establecer estructuras estables, con permanencia en el tiempo de manera continua o periódica.
Incentiven la producción artístico cultural en diferentes zonas del país y sectores de la sociedad.
Sean compatibles con una política de apertura e intercambio con el exterior a nivel regional o internacional.
Promuevan inclusión social.


En oportunidad de dictar, el año pasado, unos seminarios sobre gestión cultural decíamos:
Acercarse hoy a la gestión cultural uruguaya es asistir a un proceso muy rico fuertemente sesgado por diferentes iniciativas descentralizadoras encabezadas por el poder ejecutivo nacional tanto como por las respectivas intendencias. Digamos además que pudimos ver una sólida convivencia entre gestores culturales pertenecientes a diferentes fuerzas políticas lo cual habla de la madurez del proceso de profesionalización de las políticas culturales del Uruguay.
La puesta en marcha de este fondo es un fiel reflejo de esto que sosteníamos.

Nota Relacionada:
Modelo de financiamiento, modelo de proyecto

2 comentarios:

adriana dijo...

Hola gente , siempre un placer recibir vuestro boletín.
El proceso es rico pero complejo .
Hay una gran mentalidad corporativista en nuestro país y muchas personas que deciden políticas culturales y ejecución de proyectos no tienen formación/ experiencia específica en el área de Planificación y ejecución de proyectos .
Sí saben de su "metier" como artistas pero , lamentablemente entendemos que debería de ser más profesional la selección de la gente que "selecciona" .
Hay grandes artistas y creadores y el director de cultura del MEC es un gran investigador y un referente en investigación sobre consumo y políticas culturales .
A veces nos falla en los mandos medios la cosa...
Espero que se vaya decantando y cuanto más profesionalizada la gestión y menos corporativista la acción .. mejores políticas desarrollaremos como conjunto.
Saludos

Fernando de Sá Souza dijo...

Mal de muchos consuelo de tontos dice un refrán popular porque la verdad es que en la Argentina pasa más o menos lo mismo. Algún día lograremos que se diferencien las capacidades artísticas de las de gestión y que estas últimas se profesionalicen. Un saludo desde el otro lado del charco.