20 febrero, 2008

Políticas culturales: Chile 2005 – 2010

“Chile Quiere Más Cultura – Definiciones de Política Cultural, 2005 – 2010” es un documento elaborado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes del hermano país.
La versión original del mismo es un PDF con un peso de poco más de tres megas.
Para facilitar su descarga hemos preparado una versión más liviana disponible desde este enlace. El documento en sí mismo es un plan estratégico que formula un conjunto de políticas culturales tendientes a ubicar el desarrollo cultural en el centro de la agenda política de Chile.

La mirada respecto de la cultura de este documento implica que ella sea puesta efectivamente en el centro del desarrollo de Chile. Esto significa que la cultura no sea sólo un aderezo que se considere ocasional y episódicamente, sino que pase a ser reconocida como parte de la esencia de lo que constituye nuestra identidad nacional. Y es preciso, además, que se reconozca que es justamente esta identidad la que sustenta la integración de Chile en este mundo globalizado. Igualmente, es necesario que la cultura sea aceptada ya no sólo como generadora de valores estéticos y de sentido, sino también en tanto industria, generadora de riqueza y empleo e impulsora de nuevos horizontes para la economía del país.”

Una de las claves de esa planificación es lo que el documento llama la “nueva institucionalidad cultural” de la cual el Consejo mismo es un ejemplo claro. Veamos algunas definiciones y antecedentes:

El presente documento, que propone definiciones de política cultural para el período 2005- 2010, es el fruto de un esfuerzo colectivo encabezado por el Directorio Nacional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), que comprometió la participación de los trece Consejos Regionales y de los Comités Consultivos. La primera Convención de la Cultura, celebrada en Valparaíso en agosto del 2004, en la que participaron más de 110 miembros de la institucionalidad cultural, se abocó a elaborar y discutir recomendaciones relevantes para la política cultural nacional 2005 - 2010.

...los informes del Departamento de Estudios del CNCA, los Anuarios de Cultura y Tiempo Libre realizados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la Encuesta de Consumo Cultural en la Región Metropolitana realizada por el INE y el CNCA el 2004, los estudios estadísticos de la Cámara del Libro y los de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor, los trabajos realizados en el marco del Convenio Andrés Bello, los informes estadísticos de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (DIBAM) y los múltiples aportes de académicos y estudiosos del tema cultural, han permitido sortear las carencias de información y construir un diagnóstico, si no preciso, al menos suficientemente documentado del sector.

En mayo de 2000, el Presidente Ricardo Lagos anunció su programa de gobierno en cultura y nombró a Agustín Squella como Asesor Presidencial, encomendándole la tarea de coordinar a los organismos públicos de la cultura y elaborar el proyecto de la nueva institucionalidad, el que finalmente vio la luz en julio del año 2003. La Ley 19.891 creó el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes.

No es posible imaginar las políticas culturales al margen del contexto en que vivimos los chilenos. En tal sentido, hay que decir que en estos años hemos experimentado cambios importantes en nuestras condiciones y modos de vida, los que se manifiestan en particular en ámbitos relacionados con la cultura. El 72,6 % de los chilenos vive en casa propia y el 90,7 % de estas viviendas responden a estándares mínimos de calidad. El 79,1% de los hogares, frente al 61,1% en 1992, tiene acceso a electricidad, agua potable, alcantarillado, ducha y combustible para cocinar. Más del 80% de los hogares tiene refrigerador, lavadora y TV a color. Más de la mitad de la población tiene acceso a teléfono fijo y celular. Todo esto significa un considerable cambio con respecto a la situación de hace apenas diez años.

Entre los cambios que el país ha venido conociendo en los últimos años está el afianzamiento y consolidación del sistema democrático, caracterizado por el respeto a los derechos humanos. Situaciones de común ocurrencia en el pasado reciente son hoy rechazadas unánimemente y la sociedad chilena se encamina hacia una creciente tolerancia y respeto a la diversidad. Por ello es preocupante el hecho que el 60% de la población se limite a un consumo cultural de pobreza, es decir, a un consumo cultural marcado por la oferta de los medios de comunicación. Se ha demostrado que estos consumos mínimos están asociados a falta de sociabilidad, menor valoración de la diversidad y menor valoración de la democracia como forma de gobierno.

La lectura del documento completo revela la potencialidad que esa “nueva institucionalidad cultural” tiene para el impulso de un desarrollo cultural más justo, participativo y democrático. Constituye –más allá de los debates que naturalmente protagonizan las ciudadanas y ciudadanos de Chile – un claro ejemplo de cuánto puede aportar una gestión cultural pensada más como política de estado que como “aderezo ocasional y episódico”.
Está, además, profundamente anclado en una amplísima información sobre la ubicación de Chile en el mundo y la dimensión y modalidades de su estructura cultural.
Contextualización e institucionalidad, largo plazo y participación parecen ser las claves de las políticas culturales de la hermana república con vistas al bicentenario ¿Cómo andaremos en las otras repúblicas americanas que celebraremos hacia el 2010 este bicentenario compartido?

Entradas Relacionadas:

México: Programa Nacional de Cultura 2007 / 2012

Plan Estratégico Nacional de Cultura en la Argentina

Bicentenario Argentino: ¿Nuevo pacto social?

16 comentarios:

Cintia Pankow 1º B dijo...

En primer lugar el sujeto social estudiado es el consumo cultural que tiene la sociedad chilena, que en los últimos 10 años ha sido muy pobre.

Para hacer este estudio han realizado algunas encuestas en distintos organismos culturales para crear Proyectos y futuras Soluciones para revertir la situación.

El destinatario de esta Política Cultural esta destinado especialmente al sector medio de la Sociedad chilena ya que estos por los cambios que se han realizado en los últimos años se limita al consumo cultural.

Ha mi entender si existen objetivos que pueden ser calificados como trascendentes, es el hecho de que ello esperan que la cultura deje de ser algo ocasional sino, que pase a ser algo esencial que constituya su identidad nacional y a través de ello lograr su integración en el mundo de la globalización y a su ves que la cultura no sea aceptada solamente como generadora de valores éticos con sentido sino una forma de generar empleo y riqueza impulsando a través de ella su economía.

joel vieyra dijo...

Con respecto a la primera pregunta del cuestionario, yo digo que como sujeto social e histórico en el artículo publicado estaríamos hablando de chile como país y su desarrollo cultural, con el fin de constituir una identidad nacional, para poder abrir puertas a la integración de su país en el mundo globalizado con miras al bicentenario de su independencia.
Y bueno los destinatarios serian la sociedad chilena en su conjunto con el fin de poder incluir a los sectores de menores recursos que son los que corren con mayores desventajas, aumentando sus posibilidades de acceso en base a sus condiciones.

joel vieyra dijo...

con respecto al destinatario, no creo que una politica cultural sea particularmente a un sector de la sociedad, si bien tiene menos condiciones los de clase baja, creo que el objetivo es general y para un prestigio internacional con respecto a la cultura chilena en el mundo

laura lamas dijo...

Con respecto a la primer preguta el sujeto social al que se refiere el artículo es la Sociedad Chilena y el sujeto histórico de la política cultural es el período comprendido entre los años 2005 a 2010.

En respuesta a la cuarta preguta el objetivo que considero que puede ser calificado como trascendente es el desarrollo cultural de la Sociedad Chilena en su conjunto tendiente a ser más justo, participativo y democrático.

laura lamas dijo...

Con respecto a la primer preguta el sujeto social al que se refiere el artículo es la Sociedad Chilena y el sujeto histórico de la política cultural es el período comprendido entre los años 2005 a 2010.

En respuesta a la cuarta preguta el objetivo que considero que puede ser calificado como trascendente es el desarrollo cultural de la Sociedad Chilena en su conjunto tendiente a ser más justo, participativo y democrático.

LAU dijo...

Con respecto a la primer pregunta considero que el sujeto social al que se refiere el artículo es la Sociedad Chilena en su conjunto y el sujeto histórico de la política cultural es el período comprendido entre los años 2005 a 2010.

En respuesta a la cuarta pregunta, el objetivo que considero que puede ser calificado como trascendente es el desarrollo cultural más justo, participativo y democrático respecto a la Sociedad Chilena en su conjunto.

martinifernanda dijo...

En respuesta a la pregunta 2 considero que los recursos o elementos considerados en el artículo para el objetivo social-cultural planteado, son las estadísticas analizadas respecto del avance económico, la instauración de la democracia, su inclusión en el mundo globalizado, los cambios en las condiciones de vida de la población sobre todo en la cultura, incrementado por la oferta de los medios de comunicación.
En respuesta a la pregunta 3 considero que los destinatarios de la política cultural planteada son los ciudadanos integrantes de la sociedad chilena.

Gustavo Compagnone dijo...

Con respecto al primer punto, el pueblo chileno (sujeto social) al ser parte de una sociedad y tener su historia de indentidad nacional, es el destinatario principal de esta politica cultural"generadora de valores esteticos, de la industria, de riquezas y empleo e impulsadora de nuevos horizontes para la economia del pais". A partir de este proyecto, lo que se pretende es que el pueblo chileno logre afianzar y sostener en el tiempo, esta cuestión de la "identidad nacional a traves de la cultura como centro" tratando de desprenderse de sus valoraciones subjetivas.

jose forastieri dijo...

Políticas culturales – Chile 2005 – 2010

Cual es el sujeto social e histórico de la política cultural comentada en el artículo?
El sujeto social e histórico al que apunta la política cultural, se perfila a generar no solo los valores estéticos y de sentido, sino también a generar políticas de industria, riqueza para la economía del país, a buscar además una mayor valoración a la sociabilidad, diversidad y a la democracia. En síntesis llevar a cabo un desarrollo cultural más justo, participativo y democrático.

Que recursos se disponen para el cumplimiento de la misma?

la coordinación por parte del gobierno ante los organismos públicos y de la cultura para la elaboración del proyecto de la nueva institucionalidad en el que finalmente se creo el consejo Nacional de la Cultura y las Artes y el fondo nacional de Desarrollo Cultural y las Artes.

Quienes aparecen como destinatarios de esa política cultural?

A mi entender la Sociedad chilena

El objetivo que a mi parecer puede ser considerado como trascendente el llevar a cabo una política cultural con carácter justo, participativa y democrática que permita a la sociedad integrarse al mundo globalizado, y que al mismo tiempo genere una identidad nacional

Pablo Sosa dijo...

¿Cuál es el sujeto social e histórico de la política cultural comentada en el artículo?
Una clave: tiene que ver con el actor o sujeto que toma la iniciativa y/o la impulsa. Es diferente al destinatario o beneficiario de la política cultural.
Uno es aquel que la pone en escena y el otro quién eventualmente recibe sus frutos.

CINTIA PANKOW 1° B dijo...

a mi entender el sujeto social es la cultura en la sociedad chilena y el sujeto historico es el periodo 2005-2010

Laura Bolognese dijo...

En respuesta a la pregunta 1º el sujeto social está integrado por todos los participantes de la Convención de la cultura, entre ellos se destacan el Directorio Nacional de Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), los trece Consejos Regionales y los Comités Consultivos.
con respecto a la pregunta 3º los destinatarios de esta política cultural son todos los habitantes del suelo chileno.
En respuesta a la pregunta 4º, a mi criterio el objetivo del documento que puede ser calificado como trascendente es lograr una gestión cultural pensada como politica de estado y no como algo ocasional. La idea es crear una nueva institucionalidad cultural, mediante el impulso de un desarrollo cultural más justo, participativo y democrático.

Hugo Gilardoni 1° B dijo...

El sujeto social es la cultura de la sciedad chilena y el sujeto social historico es el periodo 2005 2010

Romina Reyes 1º A IFTS 12 dijo...

El sujeto social e historico en este caso para mi es el gobierno del pueblo chileno ya que es él quien promueve estas nuevas politicas culturales.

Para el cumplimento de nuevas políticas culturales el gobierno chileno cuenta con la creación de una “nueva institucionalidad cultural”, conformado por el Directorio Nacional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, comprometiendo la participación de los trece Consejos Regionales y de los Comités Consultivos.

Los destinatarios de estas nuevas políticas culturales son los habitantes del pueblo chileno.

A mi criterio el objetivo trascendente en este artículo es que, a pesar de los avances que ha tenido esta población a lo largo de los años el 60% de la misma se limita al consumo cultural que ofrecen los medios de comunicación.

Leo dijo...

Era hora que Chile le de importancia a su patrimonio cultural, es un país limítrofe y poco y nada sabemos de su cultura. Así todo lo veo muy difícil estuve estos dos últimos veranos en el sur del pais trasandino, en la zona de Coyahique y Puerto Aysen y no se nota en la sociedad un gran interés por la cultura, es mas, no le dan importancia. Lo único que vi mas o menos autóctono con respecto a la cultura fueron 15 minutos de Cueca (baile y música típicas)y algunas comidas con maríscos, los cuales no me gustan y el buen vino chileno no mejor que el argentino. En el sur vi que hacen mucho incapié al turismo, pero nada cultural. En Santiago no es como en Buenos Aires, por ejemplo conel Tango, que en cada esquina hay una pareja bailando tango a "la gorra".
En realidad, desde mi punto de vista, Chile tiene otros planes, ha avanzado muchísimo a nivel social y económico pero poco le deja a su cultura o mejor dicho a su patrimonio cultural.
En el caso que se concrete y ojalá así sea: Paso a responder las preguntas.

1) Seria algo histórico ya que se organiza la indetidad nacional en el transcurso del tiempo dentro del Mundo.

2)Estadísticas e informes, actualizados ambos.

3) Principalmente abarcaría toda la sociedad Chilena, pero sería una gran oportunidad para darse a conocer culturalmente en el Mundo.

4) Como dije anteriormente que Chile tiene otros planes viendo que avanza a nivel turístico y, ni hablar económico pero muy poco a lo cultural. Eso es lo que da como resultante que el 60% de la población consume un nivel popular de pobreza.

Leonardo Ezequiel Fernández 1ºB Administración Pública.

Fernando de Sá Souza dijo...

Una cuestión metodológica: cuando analizamos un fenómeno cultural debemos hacerlo desde el máximo respeto y no desde una comparación que, como dice el saber popular, es siempre odiosa.
Aunque parezca una obviedad cada cultura tiene sus propias formas que no necesariamente deben ser similares a las nuestras.
Y si realmente queremos hacer una comparación lo metodológicamente correcto es plantear primero un marco conceptual (y justificarlo) desde el cual se analizaran las culturas a considerar. Pero nunca desde una opinión personal.