18 abril, 2007

El Prestigio del Quijote



Todos sabemos que no hay gestión cultural sin inversión. Pero eso no puede significar que el único recurso para la gestión sea el dinerario. Ni siquiera el más importante.
Un ejemplo claro de esto son las rutas temáticas que combinan paisaje y cultura para lograr una oferta turística de mayor valor agregado.
¿Cuál es el disparador de ese valor agregado? El prestigio, sin duda. Es decir, una ruta no se inventa de la nada; aunque sí puede nacer de la imaginación.
Así lo entendió, por lo menos, la Unión Europea.
Según afirma un medio español “la presidenta de las Rutas Culturales del Consejo de Europa, Roberta Alberotanza, se desplazó ayer a Toledo para entregar al presidente de la Junta, José María Barreda, y en su nombre a la presidenta de la empresa pública ‘Don Quijote 2005’ y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, el diploma que acredita esta distinción ... Según explicó Alberotanza, el diploma que define este estatus subraya los valores universales y turísticos de la Ruta y dan a ésta un reconocimiento de prestigio en el contexto internacional”
Alberotanza ... destacó que es la primera vez que un Itinerario del Consejo nace de la imaginación, del recorrido de un personaje creado por la fantasía”
Un destino muy actual para un personaje literario que sigue rindiendo honores a su tierra y a su lengua.

Enlaces de esta Entrada:

1 comentario:

Paula dijo...

Todo gestor cultural debe considerar el prestigio en su mapa de financiamiento para cualquier tipo de proyecto que encare. Como país rico en cultura, deberíamos tomar este ejemplo para generar proyectos productivos en el campo del turismo cultural.
Sugiero la ruta del vino, como uno de los pocos que se ofrecen y se difunden.