04 diciembre, 2006

Límites de la Gestión Cultural

"En una sociedad que vive de eventos, se piensa que el gestor cultural alcanza éxito cuando en una inauguración logra tener al auspiciador entregando perfumes o revistas y además consigue que lo cubran de vida social". Sostiene Magdalena Piñera – Directora de la Fundación Futuro, de la hermana República de Chile – en el marco de Plaza Cultura.
Un interesante debate entre artistas y gestores culturales sobre la problemática de la actividad en Chile.
Por su parte, Claudio di Girolamo – ex jefe de la desaparecida División de Cultura del Mineduc – sostuvo que: "La cultura es bastante más que arte. Lo que en el fondo se juega es un modo de vida. Tenemos un complejo tercermundista que es atroz y la globalización puede ser oportuna para crear perspectivas propias de creación".
La entrevista es un buen aporte a un debate pendiente: la línea divisoria entre promoción artística y gestión cultural. No es lo mismo promocionar un arte determinado – tarea de los galeristas, por ejemplo – que hacer del arte una herramienta de gestión cultural. Ambas son legítimas pero muy diferentes.
Uno de los entrevistados habla del “derecho a la belleza”, lo cual plantea ya un aspecto más vinculado a la cultura – los modos de vida concretos – que la simple promoción de un hecho estético.
Y habría una tercera categoría que también asoma en el texto de la nota: la organización de eventos donde, a veces, importa más el marketing que los objetivos de desarrollo cultural.
Para establecer claramente esos límites son tan necesarios los aspectos conceptuales – por ejemplo qué es belleza – cuanto los instrumentos de programación para que cada evento no sea un fin en sí mismo sino un eslabón dentro de una estrategia planificada hacia el largo plazo.Una frase recogida en la entrevista y que supone otros debates: "La fealdad es la madre de la delincuencia"

Enlaces de esta entrada:

Las cinco diferencias que enfrenta el arte en Chile

4 comentarios:

Anónimo dijo...

consultora del noreste dijo...
Si bien tenemos algunas silmilitudes con Chile en algunos aspectos culturales,la base de nuestra cultura esta mas ligada a lo europeo,mientras que en Chile la cultura no esta tan difundida como aca.
Por ejemplo en la ciudad de Santiago deben haber 1/4 de la cantidad de cines,teatros o librerias de las que tiene Buenos Aires.
A causa de la última dictadura en Chile , el trasporte publico de pasajeros (las micros o colectivos para nosotros)se corta a las 22 horas, y es muy dificil encontrar algun transporte que no sea taxi o los colectivos( autos para 4 personas con una ruta estipulada de antemano).
Todo esto influye para que el ámbito cultural sea mucho más restringido.
La diferencia entre las clases sociales es muy evidente y esto no deja lugar a la cultura para todos, por lo que se puede decir que si bién las autoridades tienen un exelente criterio en la difusión de su cultura,esto no se ve reflejado en su población, y caemos en lo de siempre la cultura para la elite.
Lo bueno de la nota es que devela el problema y lo pone en discución, la cultura es mucho más que las artes y cada pueblo tiene enormes condiciones culturales para explotar, aqui va un ejemplo : hace varias décadas el Che estaba en un acto en Cuba y la gente pedia que hablara , el subio a dar su discurso y solo se limitó a recitar el maravilloso poema 20 de Pablo Neruda, el auditorio o pñublico se "derrumbo" en aplausos.
Señores eso es cultura.

Anónimo dijo...

¿Se puede medir el grado de cultura de un pueblo de acuerdo a sus instalaciones culturales? Qué pasa con otros elementos como la identidad, los valores, etcétera.

Anónimo dijo...

Héctor Rodríguez Souza dijo: Sobre los límites de la gestión cultural en nuestro país y en este momento histórico se podría decir, a modo de síntesis: Un chico con su manito estirada pidiendo una
monedita, de tanto repetida, ¿es una nueva forma cultural?. Los turistas que lo ven, sacan fotos y graban, para luego mostrarlo en su mundo como la orfebrería, los colores de La Boca o las parejas de tangueros ciudadanos y callejeros.
¿Se puede hacer cultura mientras nuestra gente pasa hambre?.
¿Que es para ese sector terriblemente numeroso la
cultura?.
¿Que es el costumbrismo o la moda?.
¿Cuánta de la poderosa maquinaria del consumismo forja cultura y cuánta le llega a los más desposeídos?, y aun más, los que tiene algún nivel de posibilidades de adquisición de algo, ¿que buscan?. Creo firmemente que "la Cultura" debe llegar
masivamente a nuestra gente de la mano de quienes saben y aprendieron para ello, junto con la educación y la justicia social. Hay mucha gente que todavía cree, como la gorda de la vuelta de mi casa, que sabe de cultura porque se compró una reproducción de un Velazquez.

Fernando de Sá Souza dijo...

Un error en la operación del Blog nos obligó a reconstruir esta entrada y los comentarios que sobre ella se había hecho. Pedimos, desde ya, disculpas a quienes participaron de la misma.