26 junio, 2008

Cirque du Soleil: empresa cultural

Una nota del portal invertia.com da cuenta de la disertación que, en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Buenos Aires, realizara El vicepresidente del Cirque du Soleil, Gaétan Morency.
No cabe duda, estamos ante una empresa cultural de gran envergadura:

"Un artista gana 60.000 dólares por año, más el alojamiento y la alimentación, y en la actualidad estamos distribuyendo unos 30 millones de dólares anuales entre nuestros creadores por la venta de entradas"

Recordemos que se trata de una empresa fundada por artistas callejeros que produce un espectáculo altamente prestigioso.

"desde 1989 invertimos el 1 por ciento de nuestros ingresos en programas culturales y sociales, haciendo hincapié en los artistas jóvenes que recién comienzan, especialmente los artistas callejeros, que en nuestro caso fueron los fundadores del circo. Si bien es cierto que somos una empresa privada, la consigna de nuestro gerente de marketing, muy a su pesar, pasa por promocionar la calidad del espectáculo y no por hacer de nuestra tarea social una cuestión mediática"

Parece contradictorio pero es una empresa cultural la que decide no hacer marketing con sus acciones de promoción social y artística sino concentrarse en producir un espectáculo con determinado nivel de calidad.
Me parece que aquí hay una enseñanza válida aún para el más pequeño de los emprendedores: primero está la calidad y el prestigio del producto o servicio que se ofrece a la sociedad y luego la buena intención de la propuesta.
La nota abunda en datos económicos de la empresa y agrega una definición de José Nun, Secretario de Cultura de la Argentina: "somos partidarios de darle impulso a las industrias culturales y apostamos al desarrollo de la creatividad en amplias regiones del interior del país"

2 comentarios:

Enrique dijo...

Las industrias culturales tienen un enorme potencial de internacionalización, incluyendo a las artes escénicas. La Ciudad de Buenos Aires tiene un capital para aprovechar en esa materia.

Fernando de Sá Souza dijo...

Es cierto esto que decís, de hecho en otra entrada del blog damos cuenta de otra industria cultural que está creciendo en la argentina como lo es la enseñanza del español a extranjeros. Pareciera que la gente del campo cultural empieza a ver el comercio exterior como una posibilidad de expansión económica.