24 febrero, 2011

¿Qué son y adónde van los nuevos medios de comunicación?

En reiteradas oportunidades hemos llamado la atención sobre la necesidad de que la gestión cultural se involucre de lleno en el debate (y la práctica) de los nuevos medios de comunicación que emergen a partir de Internet. “Desde cualquier lugar y en todo momento parecen ser las condiciones constitutivas de los procesos comunicacionales de nuestro tiempo. Acelerando vertiginosamente, nos parece, los intercambios simbólicos entre personas y organizaciones; y las múltiples influencias culturales que esto supone. Decíamos en una nota titulada Nuevo periodismo y gestión cultural.”
Hablando de los públicos culturales en la era de Internet agregábamos: “La aparición de un nuevo medio de comunicación ha cambiado siempre los modos, no solo de los medios que le precedían, sino de la cultura misma sobre la que interactúan viejas y nuevas herramientas de comunicación.
Internet maximiza esta regla porque conlleva en sí misma la expansión de todo lo conocido. Gestión cultural que no lea adecuadamente estos cambios está destinada a desaparecer; en esto coincidimos. Pero la implantación de las nuevas tecnologías no es igual en todo tiempo y espacio; hay un mientras tanto diferente para cada lugar donde el valor del folleto puede ser diferente al descripto. No se trata del sentido del cambio sino su ritmo.
Hace unos días, el diario La Nación de Buenos Aires entrevistaba a Leo Laporte, verdadero showman de la convergencia entre radio e Internet. Veamos lo que dice este emprendedor norteamericano:
“…lo interesante es que al hacer tu podcast (programa de radio para Internet – N de la R) no sos la voz de una corporación o del que tiene dinero, podes hacerlo sin demasiada estructura. Prácticamente cualquier persona puede tener un podcast y si llegás a la gente vas a tener una voz salteándote a enormes como CNN. “(…) “…un diario de papel tiene una relación con Internet distinta a la de un medio nativo on line. No podés ser la próxima gran cosa si sos la última gran cosa. Sólo lo podes hacer si no tenés nada que perder y esa capacidad emprendedora se pierde cada vez más rápido. La innovación se detiene: le tomó 30 años a IBM, 20 años a Microsoft y 10 años a Google. De hecho se golpean contra la pared y no pueden ser la próxima cosa, Google está intentando evitarlo tratando de no ser una sola compañía sino ser varias pequeñas para mantener el espíritu emprendedor por eso es que hay muchos lanzamientos de cosas interesantes de ellos el mismo día.” (…) “Yo acá en Buenos Aires veo disquerías y en un año no creo que estén más. Me parece que en eso quizás están un par de años atrás pero en otros casos ustedes están más adelantados tecnológicamente porque, por ejemplo, tienen mayor penetración de celulares que en Estados Unidos. Creo que es un tema de tiempo para que el soporte on line sea aún más fuerte. Creo que Internet cambia todo porque es abierta y todo el mundo puede hacer contenido con muy poco costo.” (…) “Creo que nosotros estamos cambiando el mundo de a poco pero lo estamos cambiando, todos los que trabajamos en tecnología vamos a cambiar el mundo, es una revolución silenciosa. Porque mucha gente en San Francisco trabaja en tecnología porque quiere hacerse rica pero creo que la mayoría lo hace para cambiar el mundo. No creo que Mark Zuckerberg haya hecho Facebook para hacerse rico. Mark Zuckerberg cambió el mundo, de una manera rara que a muchos no les puede interesar, pero lo hizo y eso es mucho más que dinero (…) La Red es como el agua, no podés pararla.”
El testimonio incluye algunas reflexiones sobre la práctica misma de la actividad emprendedora que vale la pena leer. Pero desde el punto de vista de la evolución probable de los medios digitales hemos extraído lo sustancial. Ahora bien ¿Qué es un podcast? Podcastellano dice:
“Según la Wikipedia, podcasting consiste en crear archivos de sonido (generalmente en MP3 u OGG) y poder subscribirse mediante un archivo RSS de manera que permita que un programa lo descargue para que el usuario lo escuche en el momento que quiera, generalmente en un reproductor portátil. También se señala que se asemeja a una suscripción a una revista hablada en la que recibimos los programas a través de Internet. Las principales ventajas del podcasting frente a la simple colocación de archivos de sonido en una página web es la sindicación, es decir, la posibilidad de que un programa o un servicio web recuerde visitar cada cierto tiempo las fuentes y comprobar si hay archivos nuevos que descargarse para escuchar. Frente al streaming, o retransmisión de sonido mediante Internet, el podcasting ofrece independencia, movilidad y libertad de horario. Es decir, se puede oir en cualquier dispositivo portátil que reproduzca MP3 (o el formato elegido), en cualquier lugar, sin limitaciones de cobertura o conexión a la Red, y en cualquier momento, ya que está grabado.”
El portal en español Ivoox hace, en su sección preguntas frecuentes, algunas consideraciones interesantes sobre el funcionamiento del sistema:
“ iVoox es un kiosco para escuchar, una plataforma donde poder reproducir, descargar y compartir audios de todo tipo de temáticas (historia, deportes, humor, …), y géneros (programas de radio, podcasts, audiolibros, conferencias, …). Una plataforma web de publicación y suscripción social de podcasts, y una comunidad de oyentes donde recomendar y descubrir nuevos audios, programas y podcasts. Está operativa en beta desde mediados de Noviembre de 2008.” (…) iVoox NO es un disco duro virtual para el intercambio de discografías musicales, ni un espacio para los contenidos pornográficos, injuriosos, insustanciales, ni aquellos que vulneren las leyes de protección de menores.”
El mundo de la creación, distribución y consumo de contenidos está cambiando vertiginosamente delante de nuestras narices y no siempre lo vemos. Es cierto, como se ha dicho, que hay ritmos diversos en tiempos y espacios diversos. No estamos seguros de que en dos años desaparezcan las disquerías de Buenos Aires. Pero, matizadas por ritmos diversos creo que pueden distinguirse claramente algunas tendencias:

1- Los cambios tecnológicos en el mundo de las comunicaciones son una ideología en sí; tienen un programa que, como sostiene Laporte, en un extremo pretende cambiar el mundo. Esto está teniendo un fuerte impacto político y cultural tal como se ha discutido en torno a la revuelta egipcia. Pero además tendrá un alto impacto hacia el interior de las organizaciones e instituciones sociales aunque probablemente sea más difícil verlo.

2- Los nuevos medios son plataformas para crear, distribuir, compartir y recomendar socialmente contenidos de los más diversos tipos. Los casos más exitosos de este modelo (Facebook, Google, Twitter) son empresas comerciales. Los medios tradicionales, aun los que se digitalizaron exitosamente no han logrado su masividad, aunque esto no significa que vayan a desaparecer. Sí que van a estar expuestos a la expresión de una crítica social que no van a poder controlar; es probable que sus márgenes de fijar agenda se vayan diluyendo.

3- Los protagonistas de estos nuevos medios son personas que logran una cierta masa crítica – sea en talento personal, en equipos de trabajo, en prestigio en suma. La persistencia en el tiempo de estos personajes – Laporte, por caso – está todavía por verse. La motivación económica no sería, se dice, el principal motor de esos talentos. Pero la economía del fenómeno va a condicionar su desarrollo, aun de quienes quieren, simplemente, cambiar el mundo.

4- Estas nuevas plataformas mediáticas van hacia la confluencia de soportes, lenguajes, géneros y estéticas; todo va al multimedia. La comunidad de usuarios y consumidores lo es también de formatos. Y, quizás más lentamente, de culturas.

La gestión cultural tiene ante sí una enorme oportunidad y, nos parece, ninguna amenaza. Se trata de seguir relevando el fenómeno y proyectarlo en sus sentidos más participativos y democráticos. Nuestra experticia en diversidad cultural quizás sea nuestro principal activo. Sólo se trata de ponerlo en escena.

3 comentarios:

Leopoldo dijo...

Sería bueno leer el link:
http://geeksroom.com/2010/08/leo-laporte-y-su-enfado-con-las-redes-sociales/31304
Donde Laporte se queja, que no salió en la nación, pero por ello deja deja de ser real.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

hi, good site very much appreciatted

Fernando de Sá Souza dijo...

Thanks, I would like to know were are you from?